Villar de Argañán

Villar de Argañán: El corralito

Villar de Argañán: el corralito Villar de Argañán: el corralito. Piedras hincadas

En Villar de Argañán en la zona de las tahonas existía (aún quedan restos) un conjunto de grandes piedras hincadas, que sobresalían del suelo mas de un metro. Los restos, aún pueden verse en uno teso, a la derecha del camino de Valdelañora y frente al prado del señor Lorenzo.

Las dimensiones serían de unos 30 metros de largo por 15 de ancho.

Las piedras y rocas existentes han impedido que ese trozo de terreno se are y esa es la causa de que actualmente se encuentre lleno de encinas, carrascos y escobas.

La gente mayor lo conocía como “El Corralito” y piensa que se usaba para recoger los animales domésticos durante la noche.

El señor Vicente se acuerda de como era hace 60 años.

Gildo, entre otros, asegura que hace años gente de la Universidad estuvo investigando la zona. Que habían encontrado tumbas, huesos, etc. No está claro si además del corralito investigaron otras cosas de esta zona, como la tumba de las tahonas.

 

(subir)

  • Diseño: © J. Sevillano