Villar de Argañán

Villar de Argañán: IGLESIA

Índice

Iglesia: (subir)

Iglesia de Villar de Argañán Iglesia de Villar de Argañán antes de 1958 Iglesia de Villar de Argañán: Interior Iglesia de Villar de Argañán: Altar Iglesia de Villar de Argañán: Detalle del Altar Iglesia de Villar de Argañán: Cristo Iglesia de Villar de Argañán: Pila Bautismal Iglesia de Villar de Argañán: Banco con escudo

La Iglesia de Villar de Argañán tiene unas dimensiones de ¿29 x 9 metros? sin contar la sacristía y el cuarto bautismal

La mayor parte de las Iglesias de la zona son de los siglos XVI y XVII. Desconozco la fecha de su construcción, pero del libro mas antiguo de defunciones que se conserva, se desprende que en 1638 la Iglesia ya existía y los enterramientos se realizaban en ella con regularidad.

Sus muros son de sillares de cantería, salvo parte de la fachada norte que es de mampostería.

La torre presenta un primer cuerpo de base rectangular en cuyo centro se abre una puerta hacia el oeste. Esta puerta está formada por un arco de medio punto y está precedida por un gran arco de entrada.

Sobre este cuerpo se eleva una espadaña, que acoge tres campanas, rematada con una veleta.

Al sur tiene una segunda puerta adintelada entre el 2º y tercer arco (numerando desde la entrada bajo el campanario) resguardada por un portalillo.

La única nave está dividida en 5 tramos por 4 arcos fajones. El arco cuarto (el mas próximo al altar mayor) se reconstruyó en 1960. En esta obra se realizó también la techumbre actual, que es de placas de fibrocemento sobre vigas de “Castilla”.

La pila bautismal está tallada en una sola pieza y actualmente se halla al fondo de la Iglesia.

Aprovechando los contrafuertes del lado sur, del primer y segundo arco, se halla el baptisterio. La disposición y el tipo de los sillares de sus paredes, similares al resto de la construcción, indica que fue algo añadido a la Iglesia, pero de la misma época. Por otra parte, señalar que la piedra de la base de la ventana del baptisterio tiene grabada la fecha de 1765.

El Sr. Vicente recuerda haber visto, cuando era muchacho, en uno de los libros de la iglesia una nota que decía que la misma se había ampliado añadiéndole la Sacristía y el Baptisterio y que el dinero necesario para la obra se lo prestó la parroquia de Villar de la Yegua. ¿La fecha de 1765 señalada anteriormente sería la de la ampliación?

Lo mismo sucede con la Sacristía que se halla entre los arcos 3º y 4º, también orientada al Sur.

En la obra de 1960 citada anteriormente se arregló la Iglesia. En concreto se rehizo el arco próximo al altar, todo el tejado, se quitaron los retablos del altar mayor y los dos de los altares laterales (a pesar de que su estado no era malo). También se quitó el pulpito de cantería situado en el lateral norte, entre el tercer y cuarto arco (la base del pulpito era de cantería con forma poligonal y durante muchos años estuvo colocada en el exterior, en la entrada de la escuela vieja. Desconozco que ha sido de ella). El tejado que va desde el campanario al primer arco se bajó metro o metro y medio, como puede apreciarse fácilmente y es posible que la parte del tejado correspondiente al altar fuese a 4 aguas y esta obra lo modificase dejándolo en dos. En esos años el sacerdote era don José Manuel que vivía en Sexmiro. A cada lado, en la zona del altar mayor se construyeron dos pulpitos que el cura siguiente (don Félix de Barquilla) eliminó.

En sustitución del retablo del altar mayor se colocó un cristo crucificado de grandes dimensiones, que había sido donado por el abuelo Felipín, sobre un lienzo rojo (donado por Tomasa Sevillano). Este Cristo, se hallaba en un altar lateral del centro de la iglesia en el lado norte.

Hace unos 20 años, sobre el piso de granito que configuraba el cierre de las antiguas sepulturas, con la cooperación manual y dineraria de la gente del pueblo, se coloco un piso de terrazo.

El altar mayor es de granito y fue trasladado unos metros para permitir que el sacerdote se colocara mirando a los feligreses, en vez de espaldas, durante la misa.

Un cristo crucificado de alrededor de metro y medio de altura es la imagen que se considera de más valor (desconozco su antigüedad. Fue restaurado hace unos 10 o 15 años) .

Varios cuadros existentes en la Iglesia fueron pintados por Juan Nogales Delicado. Por otra parte, señalar que el banco situado en un lateral del altar, tiene el escudo de los Nogales Delicado. Es de suponer que esa familia lo llevó a la iglesia para ser usado directamente por ellos. Alguien del pueblo me comenta que se acuerda de que el maestro (don Alfredo) se sentaba en él. Por otra parte indicar que hace 70 años cada feligrés tenia una alfombra de esparto llamada peludo sobre la que se colocaba el reclinatorio.

Una curiosidad es que en tiempos (¿hasta hace 50 años?) cada familia tenia candelabros que, con los cirios correspondientes, llevaban a la Iglesia el día de todos los Santos.

De la gran cantidad de información existente en el archivo diocesano de Ciudad Rodrigo sobre la Iglesia de Villar de Argañán, destacar lo siguiente:

a) En la vista que el Obispo realizó a Villar de Argañán el 27/10/1682 se dice que el obispo "visitó la pila bautismal y la halló sana y buena"

b) Entre los mandatos surgidos en la vista que el Obispo realizó a Villar de Argañán el 4/2/1688, uno dice que debe hacerse un osario “donde se pongan los huesos de los difuntos, arrimado a dicha Iglesia, lo cual hará el beneficiado con la mayor brevedad que se pueda”

c) En la vista de 5/11/1702 se dice que existen dos cofradías:

d) Ente los pagos de 1693 figuran 227 reales de vellón a gallegos por 74 jornales que emplearon en correr el tejado de la Iglesia, encalarlo y hacer la pared de la sacristía

Ermita.(subir)

Las personas mayores hablan de que en las proximidades del cementerio había una ermita y que por eso a la zona se la conoce como "El Cristo".

Sin embargo los libros de la iglesia mencionan dos ermitas y no una.

En el libro de la fábrica de la Iglesia figura:

Nota: La 2ª foto de la iglesia (la foto antigua) me ha sido facilitada por Milagros.

(subir)

  • Diseño: © J. Sevillano