Villar de Argañán

Museo de Salamanca: Dolmen de Hurtada (Villar de Argañán)

Publicación Museo Salamanca (Portada) Publicación Museo Salamanca. Mapa Dolmenes

(Transcripción de las páginas 118 y 120, del libro "Del Paleolítico a la Historia", del Museo de Salamanca. Publicado en 1991 por la Junta de Castilla y León

Los orígenes de la arqueología salmantina arrancan de inventarios de yacimientos como los de Gómez Moreno o el Padre Morán, aunque en el segundo con un carácter descriptivo o anecdótico mas que científico, en sus apreciaciones arqueológico-artísticas.

Maluquer de Motes es el primero que realiza una relación estructurada de los yacimientos provinciales clasificados por su secuencia cronológica. En la última década se ha efectuado un inventano de yacimientos arqueológicos de manera sistematica. El equipo del Museo de Salamanca bajo la dirección de D. Manuel Santonja ha prospectado de 1981 a 1989 los municipios de Salamanca recopilando la información en fichas normalizadas. De este inventario se habla en otro capítulo de este volumen. Muy interesantes son, por otra parte, las derivaciones del mismo. En este sentido hay que mencionar las prospecciones sistemáticas de zonas o épocas concretas realizadas por encargo de la Junta de Castilla y León para la ampliación de dicha relación de yacimientos (fig. 1).

En 1988 Pérez Martín prospecta cuatro castros salmantinos para documentarlos con objeto de ser declarados Bienes de Interés Cultural. Se trata de «La Plaza.» de Gallegos de Argañán, «Castelmao » de San Felices de los Gallegos, el «Picón de la Mora» de Encinasola de los Comendadores y «Nuestra Señora del Castillo» del término municipal de Pereña.

INTERVENCIONES EN DóLMENES

El Padre Morán fue el primero que excavó en los monumentos megalíticos de la provincia de Salamanca. En 1926 dio a conocer cincuenta y tres dólmenes de los cuales excavó una treintena, publicando los resultados en 1931, 1935 y 1939. Los datos extraídos son algunas veces confusos, siendo la intervención más completa por su información y por la cantidad de material, la realizada en el dolmen de Aldeavieja.

Hay que señalar que la mayoría de los restos encontrados por Morán tanto en sus excavaciones, como en sus recogidas superficiales se depositaron en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid, donde permanecen hasta nuestros días.

Posteriormente otros investigadores han efectuado intervenciones en dólmenes, entre los cuales, algunos estaban ya catalogados y otros son de descubrimiento relativamente reciente (fig.3).

(subir)

  • Diseño: © J. Sevillano