Villar de Argañán

Villar de Argañán: ¿Posada, molino o residencia de frailes?

Villar de Argañán:  ¿Posada? Villar de Argañán:  ¿Posada? Villar de Argañán:  ¿Posada? Villar de Argañán:  ¿Posada? Molino de Aceite Manual Molino de Aceite de tracción animal

En el antiguo camino de Villar de Argañán a Gallegos (era el camino a seguir para ir desde Aldea del Obispo, Castillejo de Dos Casas y Barquilla a Ciudad Rodrigo), conocido como camino de las norias, junto al regato de la raya de Hurtada (después de unirse al de las Norias -el de la Fuente Herrá-) y en el límite de Sexmiro y Hurtada con el resto de Villar de Argañán, se encuentran los restos de un edificio de dos plantas.

Algunos dicen era una posada, otros que albergaba un molino de aceitunas (entre otros Lucas que se lo oyó a la sra. Clementina) y otros que estaba relacionado con el convento de los dominicos que existía en Sexmiro. Esta finca pertenece a Sexmiro.

Juan, el hijo del señor Salva, lo conoce como “Molino del señor Paco Rebeca (de Sexmiro)”. Y según él era un molino de aceite.

La versión que a mí me resulta más lógica es la del molino de aceite. Sería un pequeño molino movido manualmente y no por una caballería tipo noria. Sus dueños originales pudieron ser los frailes, que desplazándose desde Sexmiro y pernoctando en el edificio con regularidad, cultivaban esos huertos. Esta versión se vería confirmada porque a ese sitio, hace 60 años, lo llamaban el prado de “los frailes”. Andrés, el hijo de Fidel y Martina, llevaba allí las cabras y Paco Sevillano le acompañaba.

La finca donde se encuentra el edificio tiene bancales y hasta hace unos años estaba llena de olivos. Aún se conservan algunos. Las paredes de la finca son anchas (1 m. en la base) y altas (1,80). Es la parcela 5113 del polígono 105 de Villar de Argañán. Pertene al anejo de Sexmiro

Hasta hace unos años el propietario era el sr. Avelino. Su hermano, Rafa, desconoce la historia del edificio.

Julio García (de Barquilla), alrededor de 1944 fue a Ciudad Rodrigo por este camino y recuerda que dicha construcción ya estaba en ruinas.

Del otro lado del regato, hay huertos ya abandonados (Huertas de Redero). Queda algún árbol frutal, pozos y una caseta. Es de destacar lo bien hechas y conservadas que estás las paredes de estos huertos que dan al regato.

Este camino era el utilizado por los soldados para ir de Ciudad Rodrigo al fuerte de Aldea del Obispo y viceversa.

Como curiosidad señalar que a la zona al este del camino de las Norias y entre los “Val de Sexmiros” y “las Perdices” se la conoce como “Los Frailes”. Aunque carezco de documentación que lo confirme pienso que este nombre está relacionado con los frailes de Sexmiro.

 

(subir)

  • Diseño: © J. Sevillano