Cosa Pública

Secuestro del ex-Infante don Carlos y Encomienda de la Magdalena

La ley de desamortización de Madoz de 1/5/1855, entre los bienes a desamortizar contempla los pertenecientes al “secuestro del ex-Infante D. Carlos”.

En Alameda de Gardón y en Aldea del Obispo, ambos pueblos de la provincia de Salamanca, había bienes pertenecientes a dicho secuestro que fueron vendidos en 1856.

¿Como, cuando y por qué surgieron las propiedades del secuestro del ex Infante don Carlos? ¿Quién era el ex Infante don Carlos?, ¿Por qué lo de secuestro?, etc.

Respecto a la primera pregunta, decir que los bienes pertenecientes, en el Catastro del Marques de la Ensenada, a la “Encomienda de la Magdalena” pasaron en algún momento, entre 1751 y 1855, a poder del “secuestro del ex-Infante don Carlos.

En 1856, en un expediente llevado a cabo por el juzgado de Ciudad Rodrigo, varios vecinos de Aldea del Obispo aportan documentación y testigos para demostrar que ellos y sus antecesores eran renteros de las fincas pertenecientes al “secuestro del ex-Infante don Carlos” o sea a la “Encomienda de la Magdalena” desde antes de 1800 y así poder acogerse a las ventajas que la ley de desamortización concedía a renteros de rentas antiguas.

Por otra parte, basta comparar las fincas desamortizadas en Alameda pertenecientes a dicho secuestro (prados de Valdelañora, Zahúrdas, etc.), con las pertenecientes a la Encomienda de la Magdalena en el Catastro del Marques de la Ensenada, para concluir que los bienes del secuestro se originan con los de dicha Encomienda.

Respecto a la segunda pregunta, todo indica que el Carlos del secuestro, sería Carlos María Isidro Benito de Borbón (Madrid, 29 de marzo de 1788 – Trieste, 10 de marzo de 1855), conde de Molina e infante de España. Fue el primer pretendiente carlista al trono español, con el nombre de Carlos V. Fue el segundo hijo de Carlos IV y María Luisa de Parma y hermano de Fernando VII. También fue conocido como Don Carlos. A Fernando VII le sucedió en el trono su hija Isabel II el 29/9/1833. Don Carlos pretendía el trono y no admitió como valida esta sucesión.

Por otra parte señalar que según el mencionado Catastro, las propiedades y rentas de la Encomienda de la Magdalena son gozadas por el Excelentísimo Señor Infante Cardenal.
Este infante cardenal, en la epoca del Catastro, era Luis Antonio Jaime de Borbón y Farnesio (Madrid, 25 de julio de 1727 – Arenas de San Pedro, 7 de agosto de 1785), Infante de España, arzobispo de Toledo y Primado de las Españas (1735), cardenal de Santa María della Scala (1735) y arzobispo de Sevilla (1741), que terminó renunciando al estado eclesiástico y contrayendo matrimonio, siendo finalmente XIII conde de Chinchón.
Fue hijo de Felipe V de España y de su segunda esposa, Isabel de Farnesio, duquesa de Parma, medio hermano de Fernando VI y hermano de Carlos III.
N
unca llegó a recibir órdenes eclesiásticas, pues a pesar de sus cargos religiosos, lo fue únicamente de manera seglar. Con apenas ocho años fue nombrado arzobispo de Toledo.
En 1754, con 27 años de edad, consciente de su falta de vocación religiosa y de su fuerte inclinación por el sexo, Luis Antonio decidió presentar a Fernando VI y a Benedicto XV su renuncia a todos los cargos eclesiásticos.
El Papa acepto su renuncia el 18 de diciembre de 1754 y le concedió, como compensación, una pensión anual de 946.107 reales sobre las rentas del arzobispado de Toledo.

Si alguien tiene información sobre este tema, ruego me la haga llegar a:
javier.sevillano@yahoo.es

(subir)

 

  • Diseño: © J. Sevillano