Cosa Pública

Alameda de Gardón: Ermitas

Ermita Alameda Gardón Exterior Ermita Alameda Gardón Interior Ermita Alameda Gardón Altar Ermita Alameda Gardón Retablo Ermita Alameda Gardón Dolorosa Ermita Alameda Gardón Nazareno

Índice

1.- Ermitas en Alameda de Gardón..
2.- Humilladero o del Santo Cristo de la Salud (la actual)
3.- Nuestra Señora de Alva.
4.- San Lorenzo o de Nuestra Señora de el Buen Suceso de Alba Luz
5.- San Sebastián.


1.- Ermitas en Alameda de Gardón. (1)(subir)

Actualmente, en Alameda, existe una unica ermita (la del Humilladero). Sin embargo esto no fue siempre así.

En 1682 había 3 ermitas:

En 1702 había 4 ermitas:

2.- Ermita del Humilladero o del Santo Cristo de la Salud (la actual). (subir)

2.1.- Descripción

En el inventario del patrimonio cultural de la Iglesia en Castilla y León, realizado en 1992 por Eduardo Azofra y Pilar San Román, la ermita y sus imágenes se describen de la siguiente manera.

Ermita:

Crucifijo:

Nazareno:

Dolorosa:

2.2.- Algunos datos sobre su construcción y mantenimiento (subir)

Aunque se desconoce la antigüedad de esta ermita, si se sabe que existía en 1702. Que fue reedificada en 1805. Que la Cofradía de la Vera Cruz se hacía cargo de sus gastos.

A continuación se reflejan datos:

3.- Ermita Nuestra Señora de Alva.(subir)

Esta es la ermita de Alameda de la que existen noticias más antiguas.

A pesar de que hace tiempo que sus restos desaparecieron, las personas mayores saben de su existencia y situación.

Estaba en la cortina de Alva, antes de Valdecardeñoso, en la zona de Membrillarito y del Ejido. En sus proximidades, y antes de llegar a ella, había un abrevadero grande.

No tiene nada que ver con los Duques de Alba.

A continuación se reflejan algunos hechos sobre la misma:

La primera noticia sobre esta ermita es de 28/9/1510. Está en el libro “el becerro del Monasterio de Nuestra Señora de la Caridad de Ciudad Rodrigo” y corresponde a la cesión que de la misma hizo don Pedro Lázaro, clérigo, cura de Robledillo, beneficiado y rector de la ermita de Santa María de Alva, situada en el término del lugar de la Alameda, al monasterio de la Caridad de Ciudad Rodrigo, con todos sus bienes, por orden del provisor del obispo de CR.
En el escrito de cesión, Pedro Lázaro dice “que la ermita está muy destruida y maltratada, a causa de que los gobernadores y beneficiados que de ella han sido, han tenido mucho descuido, y por experiencia se ha visto que los poseídos en tales ermitas les comen la renta de ellas y las dejan perder”
Desde esta fecha el monasterio pasa a gobernar y a administrar dicha ermita y a cobrar las rentas de las propiedades de la misma “para siempre jamás”, y con ellas debe repararla y aderezarla.

En el arrendamiento, de las propiedades de la ermita de Nuestra Señora de Alva, que se hizo el 22/12/1549 se establece una renta de 8 fanegas de trigo y 8 de cebada o centeno, con la condición de que el rentero aderezase la ermita y recogiese las limosnas de que había de dar cuenta jurada, dejándole por su trabajo 2 fanegas de dicho grano.

En 19/7/1574, el convento de la Caridad pidió al alcalde mayor de Ciudad Rodrigo y al Concejo de la Alameda, que se deslinde con claridad las propiedades de la ermita de Nuestra Señora de Alva, que estaban oscurecidas a causa de las guerras con Portugal. “El Concejo y sus oficiales fueron siempre rebeldes. Intervino el gobernador que taso en 9 fanegas cada año en cada una de las 3 hojas. Las cuales mandó adjudicar al convento. Para su ejecución nombro el Concejo un apeador y otro el convento. Y estos, el 24/9 hicieron el apeo siguiente”:

El 26/3/1616, se le dice al obispo que desde tiempo inmemorial, un religioso de esta casa decía misa en la ermita de Santa María de Alva, administrando los santos sacramentos a los renteros de ella. Habiendo una campana, ornamentos y lo demás necesario para celebrar el santo sacrificio.

En 25/9/1674, se arrendaron 27 fanegas de sembradura en las 3 hojas de la Alameda, a 9 fanegas en cada hoja, los huertos y cortinas junto a la ermita de Nuestra Señora de Alva y un medio cuartillo de heredad en las yugadas y término de dicho lugar, con los prados, linar y demás perteneciente, por 29 fanegas de pan, dos partes de trigo y una de cebada, las 18,5 por las 9 fanegas de dichas hojas y las 10,5 por el cuartito, etc., puestas todas en la hospedería de Ciudad Rodrigo.

El 15/7/1675, don Andrés Enríquez de Soria vecino de Ciudad Rodrigo, vendió a este convento 17 fanegas de pan de renta en cada año en el lugar de la Alameda, libres de toda carga, a razón de 5760 maravedíes fanega. Con ello el Convento de la Caridad incrementa las propiedades que tiene en Alameda.

En 1/10/1675 se pagaron 112 reales y 30 maravedíes por el gasto que hizo el padre presidente del Convento y 14 religiosos, cuando fueron a la Colocación de Nuestra Señora de Alva.

En 17/9/1693, como consecuencia de un pleito, se deslinda todo con claridad. Al convento le fueron adjudicados 48922 estadales que, a razón de 350 estadales fanega, hacen 139 fanegas y media y 97 estadales. Y más un prado cercado en la Riverilla.

En mayo de 1696, el padre maestro general y secretario Francisco Jaque dio una capa de raso de ginebra, con un frontal y palia de raso de flores, y una toalla de cañamazo. Y se reedificó, a fundamentis, la ermita de la Alameda.

En 15/4/1698, se ordenó que el beneficiado de la Alameda no se entrometiese a cantar misa, ni a ejercer función parroquial en la ermita de Nuestra Señora de Alva, sin licencia de este convento. Este mandato fue obedecido por el beneficiado

El 11/11/1705 se mandó que se pagase a este Convento lo que se le debía del toro que se corrió el día de la colocación de Nuestra Señora de Alva Luz en su ermita.

En 1796 se cita que los días 8 de octubre, en el monasterio de la Caridad, se celebra una misa rezada con responso por don Pedro Lázaro, clérigo de Robledillo, fundada sobre el beneficiado de dicho lugar y capellanía de Nuestra Señora de Alba (Alameda)

Probablemente los bienes que el Convento de la Caridad de Ciudad Rodrigo tenía en Alameda fueron vendidos durante la Desamortización liberal (1812-1823).

4.- Ermita de San Lorenzo o de Nuestra Señora del Buen Suceso de Alba Luz. (subir)

A partir de 1722 esta ermita de San Lorenzo paso a ser la ermita de Nuestra Señora de el Buen Suceso de Alba Luz

Esta ermita debió construirse en la década de 1680, ya que en 1682 no existía y en 1702 si, aunque ya estaba muy deteriorada.

Francisco Manzano, natural de Alameda, fundó en dicha ermita un Vinculo (un Patronato) por el que debía decirse una misa rezada en cada día de fiesta.

En 1702 el patrono del Vínculo era Juan del Manzano, el cual mandó reedificar dicha ermita, poner ornamentos y comprar un libro en el que se anoten las cuentas de cada año.

En la visita de 1720 del obispo a Alameda, se dice que la Ermita de San Lorenzo está arruinada.

En la Visita de 1722, el poseedor y patrono del vínculo, don Andrés Ceferino de Arevalo, presenta al obispo una fundación de él en la que manda:

En la reedificación de la ermita (entre 1723 y 1726) entre otros gastos hubo los siguientes:

En 1726 tuvo lugar la bendición de la Ermita de Nuestra Señora del Buen Suceso de Alba Luz, sita en Alameda.

Funcionamiento económico del Vínculo (Patronato) y en consecuencia las de esta ermita:

Cuentas de 1740

Visita del obispo en 1753

Visita del obispo en 1758

Cuentas de 1759

Visita del obispo en 1761

Cuentas de 1763

Visita del obispo en 1782

Visita de 1785

Visita de 1789

Cuentas de 1789

16/10/1793

Es de suponer que la desamortización afectó al vínculo y en consecuencia al compromiso del mantenimiento de la ermita. Probablemente durante la desamortización de Godoy (1.798 a 1.808).

Por la misma razón los ingresos de la Iglesia se redujeron al mínimo y la consecuencia sería la falta de mantenimiento de la ermita, su abandonó y años mas tarde su desaparición.

5.- Ermita de San Sebastián. (subir)

La información sobre esta ermita es muy escasa. Sobre la misma solo he encontrado un par de anotaciones. Son las siguientes:

Es de suponer que no se arregló, que se abandonó y en consecuencia en unas decenas de años desapareció.

 


Notas: (subir)

(1) Inventario del patrimonio cultural de la Iglesia en Castilla y León, realizado en 1992 por Eduardo Azofra y Pilar San Román.
(2) Arquitectura gótica en la diócesis de Ciudad Rodrigo de Emilio Piriz Pérez publicado por el Centro de Estudios Salmantinos.

  

 

(subir)

  • Diseño: © J. Sevillano