Cosa Pública

Aldea del Obispo según Casiano

(Transcripción de las páginas dedicadas a este pueblo, en el libro "Breve Reseña Geográfica, Histórica, y Estadística del Partido Judicial de Ciudad Rodrigo", de Casiano Sánchez Aires, publicado en 1904.)

Aldea: de una voz árabe que significa finca territorial ó caserío; sin que conste á qué Prelado perteneciera en un principio.

Pueblo del campo ó sexmo llamado de Argañán, fronterizo con Portugal, cuyo término, de los más fértiles de este Partido, tiene una legua de diámetro, confina al N. E. con el de Villar de Ciervo, al S. E. con Castillejo de dos Casas, y al Poniente con el reino vecino.

Hállase á los 3º 8’ de long. occidental, con poco más de 12 minutos de diferencia en las horas.

Corren por su campo dos riberas, la de Turones que separa á Portugal de España, y otra llamada de Gardón: tiene multitud de fuentes y tres caños; el de arriba, junto á la ermita del Humilladero y al cementerio, en cuyo frontis se leen estas significativas palabras, “espera, mira y medita”; el caño del medio, en donde dicen “Toral del caño” destinado á celebrar un mercado de ganados los 2º domingos de mes y el tercero, á la salida para la Alameda.

Hay dos plazas, la Mayor y la de Abajo, y entre sus calles, la de la Administración, calle Mayor, de la Amargura y del Calvario estas dos últimas con aceras.

A la distancia de una milla se ven las ruinas de un antiguo castillo titulado el “Fuerte de la Concepción” (por haberse principiado su construcción en esa festividad de la Virgen) en cuyos sillares se observan caprichosas y variadas figuras; en el centro de un muro, destácase, casi borrado por la acción del tiempo, un escudo con las armas del pueblo, y por cima, restos de una corona: existen trozos de dos galerías subterráneas obstruidas por los escombros, una de las cuales servía cuando la francesada para la conducción de víveres, y otra para el abastecimiento de aguas.

Clima y Producción.- Las comunes al país, abundando el trigo, centeno, frutas de verano, y piaras de reses vacunas, de cerda, cabrías y lanares, de cuyo esquileo salen al año mas de 260 arrobas de lana; hay además un monte de encina, y alameda de negrillos.

Industria.- El cultivo y la ganadería, con algunos tejedores de lienzo.

Pertenece á la categoría de ascenso su iglesia parroquial de S. Sebastián Mártir, cuya fiesta se celebra popularmente con corridas de gallos, pagadas por el mayordomo; también profesan mucha devoción al SSmo. Cristo de las Batallas, de tamaño natural, al que, como á la Virgen del Rosario hacen una función con ofrenda y danza: en la Asunción de Ntra. Señora hay conmemoración del arte de Pepe-Hillo.

Historia.- En la guerra de Portugal, aliado con los ingleses contra D. Juan I de Castilla (que murió en Alcalá de Henares de la caída de un caballo), sobre la sucesión á esta corona á la muerte de Enrique el Bastardo, y cuando aquellos, después de una invasión en nuestro país, se dirigían á la plaza de Almeida, la milicia concejil de Ciudad Rodrigo, con algunos lanceros, les salieron al encuentro en Aldea del Obispo, y hubieran sido derrotados por completo nuestros enemigos si la noche no hubiera favorecido su huida.

DURANTE LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA OCUPARON LOS FRANCESES EL MENCIONADO FUERTE (LEVANTADO CUANDO LA SUBLEVACIÓN DE PORTUGAL CONTRA LA DOMINACIÓN DE FELIPE 4º), LO CUAL LES ALENTÓ A HOSTILIZAR DESDE ENTONCES Á LOS PUEBLOS INMEDIATOS.

Son estos aldeanos honrados y laboriosos, hablándose con perfección por algunos el idioma portugués; y los chicos jugando, sueltan por guasa ó jocosidad frases como esta “Eu nao me lembro como te chamas” “Venho, senhor, beijar - vos essa mao”, “Cómo passou?”.

Secretario: Antonio Sevillano Piñero.- Econ. Narciso Q. Espinazo.- Admor. de Aduanas Blas Uruburu.- Instructor: Santiago Cruz Marco, Estefanía Duque.- Médico: Juan Paniagua. - Practic. de Medicina y Cirugía Bonifacio Galán.

Vecinos: 270.- Edificios: 279.- Habitantes: 975—Maestros 2 .—Distancia á la capital de provincia: 21 leguas.- De partido: 5 leguas.- Estación: Fuentes de Oñoro.

Aqregados.- Fuerte de la Concepción y S. Pedro el Viejo. (1)

(1) La juventud de este aristocrático pueblo acostumbra ir a comer el hornazo por Pascua Florida al Fuerte de la Concepción, en lo que son imitados por sus vecinos los lusitanos, tuti contenti para cambiar impresiones; pero como estos y aquellos empinan demasiado el codo, suele terminar la broma sacudiéndose recíprocamente unos cuantos palos á lo español y portugués.

  • Diseño: © J. Sevillano