Cosa Pública

Barquilla: Convento

Sánchez Cabañas -fallecido en 1627-, en su historia Civitatense, dice que durante el obispado de don Pedro Ponce de León (1550 a 1559) se traslado a Ciudad Rodrigo el convento de la orden de la Santísima Trinidad que estaba en Barquilla y al que llamaban de Nuestra Señora del Gozo. Esos años son los últimos del reinado de Carlos I de España y V de Alemania.

El convento había sido fundado por Juan Mangas y Elvira Méndez, su mujer, que eran vecinos de Barquilla y para su subsistencia le habían "dado de renta 900 fanegas de pan". Dicho convento es conocido como convento de convento de San Colombiano

El motivo del traslado eran las muchas incomodidades que los religiosos padecían, como consecuencia de ser Barquilla muy pequeño y con poca población. Los religiosos suplicaron al obispo, don Pedro, les diese en Ciudad Rodrigo algún sitio al que trasladarse. El obispo les señaló una parroquia antigua, que no tenía feligreses y a ella se vinieron. Por no poder cumplir lo acordado, se les concedió la parroquia de San Albín, también sin feligreses y a ella se mudaron de nuevo en el año 1554. En este sitio no pudieron edificar un convento por carecer de terrenos y de nuevo se les asignó otra parroquia, la de la Trinidad y el convento anejo, donde estuvieron 22 años. A este convento lo llamaron Nuestra Señora del Gozo porque así se llamaba el que tenían en Barquilla.

Los conventos de Ciudad Rodrigo de San Francisco y Santa Clara se fundaron alrededor de los años 1220 y 1253 respectivamente. El de Barquilla, con toda probabilidad, se fundaría posteriormente. Tal vez en el siglo XIV.

Según Julio García el convento estaba en el monte, en el paraje llamado de “San Gregorio”. No muy lejos de él, en la zona conocida como “el alcornoque”. Hasta hace unos años existía una encina antigua de gran diámetro llamada "encina del fraile". Se supone que el superior del convento venia a rezar junto a ella.

El 16/5/2001 el periódico de Salamanca "El Adelanto" publicó la siguiente noticia: "Aparecen restos del convento La Trinidad":

A la aparición de unos restos humanos en las zanjas abiertas por Iberdrola en donde se levantará la ampliación del lES Tierra de Ciudad Rodrigo, ha sucedido el descubrimiento de restos arquitectónicos en las calicatas que ayer se realizaron en la misma zona a instancia de la inspección técnica de la dirección provincial de Educación y que, en principio, se vinculan al convento de los trinitarios que en este enclave fue levantado por la orden tras el abandono del cenobio de Barquilla.

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, a la vista de la aparición de huesos de procedencia humana, intervenidos por el juzgado, encargó un informe arqueológico de la zona, del que ha tenido conocimiento tanto la Junta como la dirección provincial, y en el que se daba cuenta de la existencia de un antiguo convento en la zona en que se pretendía actuar.
Las catas ya realizadas dieron fe de la presencia de los muros del convento, lo que determinará un seguimiento arqueológico.

  • Diseño: © J. Sevillano