Cosa Pública

Barquilla: Verraco

Verraco de Barquilla (Salamanca), actualmente en Villimer (León). Foto publicada por E.Gancedo en el diario de León el 25/2/2016

En Barquilla, en las inmediaciones del pueblo, se halló un verraco. Mis tías (de 75 a 90 años) se acuerdan de verlo en una de las calles, cuando eran niñas.

.

El Sr. Vicente de Villar de Argañán es más preciso y me comenta que el verraco fue descubierto en una pared, dentro del casco urbano. Después de varios años colocado en una calle, lo vendieron. Vicente desconoce quiénes eran los compradores y a donde se lo llevaron.

Julio García, de Barquilla, descendiente de uno de los que lo encontraron, es mas preciso, conoce el tema y tiene anotado lo siguiente:

El verraco de Barquilla estuvo expuesto durante muchos años junto a la pared de las casas de ángel García Muñoz y de Ambrosio Muñoz, justo frente al límite de ambas propiedades y que durante bastantes años dio nombre como “calle del verraco” a la que luego se conoce como calle del Somatén.
Fue extraído de una pared medianera interior entre ambas propiedades cuando se realizaban obras de derribo y los propietarios acordaron ponerlo en la calle donde pudiera ser contemplado.
Hacia 1953-1954 fue vendido por los presuntos propietarios (ángel y Ambrosio), por la cantidad de 1000 Ptas. y se lo llevaron. Existen indicios de los que no se puede dar fe, de que el comprador fue un alto cargo de la que entonces se llamaba ENTRECANALES y TAVORA que en aquel momento estaba construyendo la estación del tren de Fuentes de Oñoro.
Al leer en la prensa el fallecimiento de José María Entrecanales (ABC de 23/07/2008) y su entierro en VILLIMER (León), pueblo muy pequeño a 19 km de León, se piensa que tal vez en una mansión en dicho lugar, junto a la iglesia, pudiera haber ido a parar el verraco. Pero es solo una suposición pendiente de comprobar.

Es uno de los citados por el Padre Morán, por Maluquer de Motes y también por Jesús R. álvarez Sanchís en su obra "Los Vetones con ISBN 84-89512-32-9".

En concreto el Padre Morán, en su relación de verracos de Salamanca, recoge al de Barquilla con el número 11.

Maluquer de Motes dice: En las inmediaciones del pueblo apareció la escultura de un verraco de granito, que fue trasladada a una de las calles del pueblo, donde se conserva.

Final Feliz:

Varios años después de realizada esta página, E. GANCEDO (periodista del diario de León) localizó este verraco en la casona de los Azcárate, en Villimer, a 20 kilómetros de León capital, y publicó un artículo sobre él en la sección de cultura del diario de León del 25/2/2016. Puede accederse al mismo desde este enlace.

La casona donde se halla el verraco, pertenecía a la familia Azcarate y la heredó María de Azcárate y Flórez y de esta pasó a alguno de sus hijos los “Entrecanales Azcárate”, posiblemente a José María Entrecanales. En cualquier caso, desconozco que Entrecanales es el dueño actual de la misma.

Verracos

Con la denominación popular de verracos, se conoce un conjunto de esculturas de la Edad del Hierro y de época romana que representan, con cierta tosquedad, a cerdos, toros y jabalíes.

Se localizan principalmente en el oeste de la Meseta española (provincias de Cáceres, Salamanca, Zamora, ávila, Toledo y Segovia) y en las comarcas portuguesas de Beira y Trás-os-Montes.

Dichas esculturas se emplazan generalmente cerca de los poblados o en zonas de fuentes y pastos, por lo cual se las relaciona con la economía ganadera característica de aquellos pueblos en la Antigüedad (vettones entre otros).

Se ha supuesto que serían hitos destinados a señalar recursos económicos esenciales; y, también, que tendrían un valor simbólico, como presencias protectoras del ganado y de los castros.

Está constatada igualmente la utilización de algunos de ellos como monumentos funerarios en época romana.

Además de los de Gallegos, en la zona de Ciudad Rodrigo, entre otros, se han localizado los verracos siguientes: Burro de la Barrera ( Las Merchanas - Lumbrales), Burro de San Antón (San Felices de los Gallegos), La Yegua de Irueña (Fuenteguinaldo) y el de Ciudad Rodrigo.

Quizá el más famoso de todos es el que se conserva junto al puente romano de Salamanca debido a que aparece en la novela picaresca el Lazarillo de Tormes.

Y así me fui para mi amo, que esperándome estaba. Salimos de Salamanca, y llegando a la puente, está a la entrada della un animal de piedra, que casi tiene forma de toro, y el ciego mandome que llegase cerca del animal, y allí puesto, me dijo: "Lázaro, llega el oído a este toro, y oirás gran ruido dentro dél." Yo, simplemente llegué, creyendo ser ansí; y como sintió que tenía la cabeza par de la piedra, afirmó recio la mano y diome una gran calabazada en el diablo del toro, que más de tres días me duró el dolor de la cornada, y díjome: "Necio, aprende que el mozo del ciego un punto ha de saber más que el diablo", y rio mucho la burla. Paresciome que en aquel instante desperté de la simpleza en que, como niño, dormido estaba. Dije entre mí: "Verdad dice este, que me cumple avivar el ojo y avisar, pues solo soy, y pensar cómo me sepa valer." Comenzamos nuestro camino y, en muy pocos días, me mostró jerigonza, y como me viese de buen ingenio, holgábase mucho, y decía: "Yo oro ni plata no te lo puedo dar; mas avisos para vivir muchos te mostraré." Y fue ansí, que, después de Dios, este me dio la vida y, siendo ciego, me alumbró y adestró en la carrera de vivir.

Sobre Acciona, inicialmente Entrecanales y Távora

José Entrecanales Ibarra, nacido en Bilbao en 1899, fallecido en Madrid en 1990 y casado con María de Azcárate y Flórez (hermana de los políticos republicanos Pablo y Justino de Azcárate), ingeniero de caminos, fundó, junto al sevillano Manuel Távora, en 1931 la constructora Entrecanales y Távora, que con el tiempo se convertiría en Acciona. En 1970 cedió la gestión de la empresa a sus hijos José María (nacido en Madrid en 1933 y fallecido en 2008) y Juan Entrecanales de Azcárate (nacido en Madrid en 1935). Hermanas de estos e hijas del fundador son Teresa, Cruz y Delfina Entrecanales Azcárate.

En enero de 2004, ambos ceden sus cargos a sus respectivos hijos José Manuel Entrecanales Domecq y Juan Ignacio Entrecanales Franco, Presidente y Vicepresidente respectivamente.

Según el diario de León, abc o el Mundo, Delfina nació en Villimer (León) en 1927, es un nombre venerable en el mundo del arte en Londres. Lleva 25 años de original mecenas, original en el sentido de que ni colecciona obras, ni las compra ni las vende, ni aparece su nombre en las grandes exposiciones ni en las salas de los museos por haber dado una millonada para el mantenimiento. Y de millones se ha gastado tantos que ha perdido la cuenta. Acaba de inaugurar el nuevo edificio de Delfina Foundation en el centro de Londres para proveer residencia y medios de trabajo a ocho artistas, el doble de los cuatro que ayudaba en sus anteriores inmuebles. Unos 500 creadores se han beneficiado de su labor, financiada con dinero español.
Delfina hace un par de años celebró una fiesta en Villimer.

Enlaces

Ver verracos de Gallegos

  • Diseño: © J. Sevillano