Cosa Pública

Deuda Privada Española

Fuentes: BdE, INE, etc. (actualizado el 21/4/2020)  

Índice

A la deuda pública española le dedico la página contemplada de este enlace.

1.- Introducción.

La deuda de un país se divide en:

2.- Deuda de los sectores no financieros.

Si al total de los sectores le quitamos el sector financiero nos queda el sector NO financiero. Es decir, todo (público mas privado) menos bancos.

La tabla siguiente contiene los valores de la deuda de los sectores no financieros a final de cada año desde 1994. Se presenta también las variaciones anuales en valor absoluto y relativo.

El total de la deuda española se completa con la deuda de las instituciones financieras (bancos y cajas) que actualmente ronda el billón de euros y que no figura en esta tabla.

Deuda de los sectores NO financieros españoles (Empresas no financieras, Hogares y Estado). Fuente: Banco de España
  Millones de Euros Incrementos anuales absolutos Incrementos anuales relativos  
  Empresas NF Hogares Estado Empresas NF Hogares Estado Empresas NF Hogares Estado  
1994 199.567 128.792 249.508             1994
1995 200.951 139.075 283.457 1.384 10.283 33.949 1% 8% 14% 1995
1996 209.353 152.531 319.976 8.402 13.456 36.519 4% 10% 13% 1996
1997 228.815 173.384 333.627 19.462 20.853 13.651 9% 14% 4% 1997
1998 259.804 205.560 346.417 30.989 32.176 12.790 14% 19% 4% 1998
1999 310.275 245.507 362.223 50.471 39.947 15.806 19% 19% 5% 1999
2000 370.311 288.426 374.557 60.036 42.919 12.334 19% 17% 3% 2000
2001 435.864 324.551 378.883 65.553 36.125 4.326 18% 13% 1% 2001
2002 486.222 376.686 384.145 50.358 52.135 5.262 12% 16% 1% 2002
2003 555.647 448.002 382.775 69.425 71.316 -1.370 14% 19% 0% 2003
2004 632.876 538.020 389.888 77.229 90.018 7.113 14% 20% 2% 2004
2005 774.047 650.069 393.479 141.171 112.049 3.591 22% 21% 1% 2005
2006 994.123 777.198 392.132 220.076 127.129 -1.347 28% 20% 0% 2006
2007 1.175.770 872.626 384.662 181.647 95.428 -7.470 18% 12% -2% 2007
2008 1.261.105 908.161 440.621 85.335 35.535 55.959 7% 4% 15% 2008
2009 1.246.502 900.376 569.535 -14.603 -7.785 128.914 -1% -1% 29% 2009
2010 1.244.018 895.244 649.153 -2.484 -5.132 79.618 0% -1% 14% 2010
2011 1.194.031 867.932 743.043 -49.987 -27.312 93.890 -4% -3% 14% 2011
2012 1.099.166 830.879 889.909 -94.865 -37.053 146.866 -8% -4% 20% 2012
2013 1.009.447 782.982 977.312 -89.719 -47.897 87.403 -8% -6% 10% 2013
2014 950.182 748.760 1.039.388 -59.265 -34.222 62.076 -6% -4% 6% 2014
2015 924997 725.464 1.070.079 -25.185 -23.296 30.691 -3% -3% 3% 2015
2016 901185 712.827 1.104.554 -23.812 -12.637 34.475 -3% -2% 3% 2016
2017 893664 705.477 1.145.097 -7.521 -7.350 40.543 -1% -1% 4% 2017
2018 895.347 705.009 1.173.348 1.683 -468 28.251 0% 0% 2% 2018
2019 894.964 704.007 1.188.862 -383 -1.002 15.514 0% 0% 1% 2019
  Empresas NF Hogares Estado Empresas NF Hogares Estado Empresas NF Hogares Estado  
  Millones de Euros Incrementos anuales absolutos Incrementos anuales relativos  

Los gráficos siguientes reflejan diversos parámetros de dicha deuda.

Evolución de la deuda de sectores NO financieros españoles Variación anual de la deuda de sectores NO financieros Distribución porcentual de la deuda actual de sectores NO financieros

Un aspecto llamativo de estos datos es que el incremento de deuda pública y privada se comportan de forma distinta. La deuda pública crece cuando las cosas van mal. Con la deuda privada sucede lo contrario; crece cuando las cosas van bien y decrece si van mal.

Las empresas y las familias se endeudan para cosas concretas cuando el presente y el futuro es halagueño, lo cual parece racional.

El Estado, debido a que los políticos se juegan nuestro dinero y no el suyo, sigue una lógica que nos lleva a la ruina. Cuando hay dinero gastan y cuando no lo hay también.

Durante la primera legislatura de Zapatero el dinero entraba a raudales en las arcas del Estado, y lo que hizo fue gastar, gastar y gastar.Y lo peor de todo fue comprometer pagos futuros. En su segunda legislatura, salvo el último año (el 2011), continuó gastando al mismo ritmo y como se ingresaba menos a costa de endeudar al Estado.

A pesar de la idea que los medios y partidos de izquierda nos han metido en la cabeza, Rajoy no redujo gastos. Rajoy continuó gastando como siempre y si el déficit se redujo fue por la brutal subida de impuestos que realizó.

Las empresas serias y las familias, en épocas de vacas flacas, se aprietan el cinturón. Los políticos deberían ser siempre tacaños con el dinero público, nunca deberían gastar más de lo que ingresan y además, antes de dar el visto bueno a cualquier inversión o gasto, deberían asegurarse de su rentabilidad. Por desgracia, salvo excepciones, los políticos no siguen estos criterios.

3.- Deuda de Hogares.(subir)

El primer gráfico, de los dos siguientes, presenta la evolución mensual de la deuda de los hogares españoles desde 1994. Se desglosa en deuda para vivienda y otras.

El segundo presenta la distribución de esta deuda, en la actualidad, en sus dos componentes (una la destinada a vivienda y la otra a otros bienes o servicios).

Durante los años de gobierno de Aznar y primera legislatura de Zapatero, los hogares se endeudan cada vez en mayor grado. El incremento anual de esta deuda, durante ese periodo, varia entre el 15 y el 20%. El mayor incremento se produjo en 2005, en el que la deuda creció respecto a 2004 un 21%.

Durante la legislatura de Aznar y primera de Zapatero, la deuda por vivienda crece continuamente. En cambio, la deuda no debida a la vivienda prácticamente se mantiene constante.

El máximo de la deuda se alcanzó en noviembre de 2008, con un valor de 912.991 millones de euros, de los que 678.952 correspondían a préstamos para vivienda.

Desde entonces la deuda de los hogares disminuye, siendo de 704.007 millones de euros en diciembre de 2019. De esta cantidad 518.276 corresponden a préstamos por vivienda.

Evolución de la deuda de los hogares españoles Distribución de la deuda actual de los hogares españoles

4.- Deuda de Empresas NO financieras.(subir)

Por empresas NO financieras se entiende todas las empresas existentes (grandes y pequeñas) excepto las del sector financiero (bancos y cajas de ahorro principalmente).

El primer gráfico, de los dos siguientes, presenta la evolución mensual, desde 1994, de la deuda de las empresas españoles NO financieras.

El segundo presenta la distribución de esta deuda en función de la nacionalidad del prestamista (nacional o extranjero).

Durante los años de gobierno de Aznar y primera legislatura de Zapatero, las empresas se endeudan cada vez en mayor grado. El incremento anual medio de esta deuda, durante ese periodo, es del 18%. El mayor incremento se produjo en 2006, en el que la deuda creció un 28 % respecto a 2005.

El máximo de la deuda se alcanzó en abril de 2009, con un valor de 1.273.637 millones de euros, de los que 953.816 correspondían a prestamistas españoles y 275.027 a extranjeros.

Desde entonces la deuda de las empresas disminuye, siendo de 894.964 millones de euros en diciembre de 2019. De esta cantidad 304.406 corresponden a prestamistas extranjeros.

Evolución de la deuda de las empresas NO financieras (no bancos, ni cajas) españolas Distribución de la deuda actual de las empresas NO financieras

5.- Deuda de Instituciones Financieras (bancos)

Carezco de datos oficiales sobre la deuda de este sector. Si alguien conoce donde encontrarlos, ruego me lo haga saber.

Según la prensa, actualmente ronda el billón de euros.

6.- Deuda de Administraciones Públicas

Es vergonzoso como en solo 11 años la deuda de las Administraciones Públicas se ha multiplicado por 3. Hemos pasado de 400.000 millones de euros (440.621 en diciembre de 2008) a 1.200.000 (1.188.862 en diciembre de 2019).

Deuda de las Administraciones Públicas

7.- Comentarios.(subir)

Aunque es evidente, conviene resaltar que la deuda pública (la de todas las administraciones) es de sus ciudadadnos y de sus empresas. Cuando el gobierno de turno la aumenta, nos está endeudando a todos y a cada uno de nosotros y somos nosotros los que, vía impuestos, tendremos que pagarla. Nunca debería permitirse que los gobiernos gasten en bienes y/o servicios no rentables.

La deuda de un hogar, de una familia, le afecta a ella y al prestamista, pero no al resto de ciudadanos. Si la deuda se debe a una buena inversión, habrá sido bueno el contraerla. Solo en casos como el actual, donde a la crisis, se une el haber prestado alegremente a muchas personas con poca solvencia, el problema termina afectando a toda la sociedad. Son culpables de que esto se haya ido de las manos, en primer lugar el banco de España por no haber impedido que ocurriera, en segundo lugar los bancos, y particularmente las cajas, por prestar tanto con tan pocas garantías y en tercer lugar las personas por no ser más previsoras.

En España, este problema se agrava porque en el tipo de préstamo hipotecario que se realiza, se responde con todos los bienes presentes y futuros, además de con la vivienda hipotecada.

En el mundo, y en España también, existe otro tipo de prestamos hipotecarios (en EEUU es el habitual) en el que la garantía del préstamo es solo la de la vivienda hipotecada. El principal inconveniente de este tipo de préstamo es que la cantidad máxima prestada es mucho menor que en la otra modalidad, con lo que para poder comprar una vivienda debe disponerse de una cantidad de dinero equivalente al 50% de su valor. Su ventaja es que con la entrega de la vivienda la hipoteca queda saldada. Con este último tipo de prestamos hipotecarios gran parte de las familias que hoy poseen vivienda no hubieran podido comprarla.

La deuda de una empresa afecta a la misma. Afecta a sus propietarios y en el caso de que la empresa vaya mal puede llegar a afectar a sus acreedores y empleados. En el caso de empresas grandes y/o de sectores muy reivindicativos, es frecuente que el Estado acuda en socorro de las mismas, con lo que la deuda de estas empresas termina afectándonos a todos.
Eso ocurrió con muchas cajas de ahorros, a las que su rescate costó unos 50.000 millones de euros. Es decir nos constó esa cantidad a todos nosotros. Si salen adelante, puede que parte de ese dinero llegue a recuperarse.

De todo lo anterior se desprende que los políticos son los responsables principales. Lo son:

Notas:

(subir)