Cosa Pública

Gallegos Argañán en la Guerra de la Independencia

En julio de 1810, los franceses buscaban hornos y molinos en las proximidades de la ruta Ciudad Rodrigo Almeida para facilitar la alimentación del ejército. En un informe se dice que “la mayoría de los pueblos tenían hornos capaces de producir 40 o 50 raciones al día, pero las grandes poblaciones como Gallegos de Argañán tenían 15 hornos que podían cocer de 110 a 150 raciones al día y cinco o seis hornos capaces de elaborar 500” (2).

El 6º ejercito francés (mariscal Ney) acordó que la gran Iglesia de Gallegos de Argañán se convirtiera en un almacén en posición avanzada (2).

En Freneda (pequeña aldea portuguesa situada a unos kilómetros de la frontera española frente a Fuentes de Oñoro) permaneció Wellington cinco meses del invierno, hasta el 5 de marzo de 1812, con una interrupción de un mes, entre el 6 de enero y el 3 de febrero, que pasó en el cercano pueblo español de Gallegos dirigiendo el asedio de Ciudad Rodrigo, victoriosamente terminado con su asalto y captura el 19 de enero de 1812 (1).

El 8 de febrero de 1812 Wellington escribe al general Graham, aparentemente, para anular una cacería: “No hay que pensar en cazar hoy y he dado instrucciones al dador para que espere hasta las doce en Pozo Velho y después se vaya a Gallegos” (1).

El combate de Gallegos entre ingleses y portugueses por un lado y franceses por el otro, lo describo en este enlace

Durante esta guerra los franceses, después de la toma de Ciudad Rodrigo y mientras sitiaban Almeida e invadían Portugal (segunda mitad de 2010 y primera de 2011), utilizaron la iglesia de Gallegos como almacén. Mas tarde, en enero de 1812, los ingleses, durante el asedio de Ciudad Rodrigo, la usaron como hospital de retaguardia.

Notas:

  • Diseño: © J. Sevillano