Cosa Pública

Muerte de un Cervato en la Guerra Carlista

Don Juan Fernández Ballestero y su esposa Tomasa Sánchez Montero, vecinos de Villar de Ciervo, padres de Don Tomás Fernández Sánchez, soldado, fallecido en acción de guerra contra los Carlistas, en Medina de Pomar en 1874, se ven obligados a realizar un poder notarial para reclamar al Estado el importe que les debe por el fallecimiento de su hijo en la Guerra carlista. El impago, por parte del Estado, es algo frecuente y casos similares ocurren en Villar de la Yegua y Aldea del Obispo. En este caso la reclamación se realiza 1 años despues de la muerte. Durante mas de un año el Estado no pagó lo que debía.

A continuación se presenta el Poder Especial otorgado por Don Juan Fernández Ballestero de 51 años de edad, jornalero y su esposa Tomasa Sánchez Montero, de 48 años de edad, vecinos de Villar de Ciervo, el 12/10/1875.

En Villar de Ciervo a 12-10/1875, ante mi Don Francisco Sáiz y Moral, Notario Público y vecino del mismo, en el distrito de ciudad Rodrigo del ilustre Colegio Notarial del territorio de la Real Audiencia de Valladolid, comparecen Juan Fernández Ballestero de 51 años de edad, jornalero y Tomasa Sánchez Montero de 48 años de edad, consortes, vecinos de este pueblo, empadronados en la calle de la Noria? Número 72, según consta de las respectivas cedulas personales que me exhiben números 99 y 205 ; quienes aseguraron hallarse en el pleno ejercicio de todos los derechos civiles y libre administración de sus bienes; y considerando por tanto que tienen la capacidad legal necesaria para formalizar la presente escritura de poder especial o mandato manifestaron lo siguiente.

Que dan y confieren todo su poder tan amplio y necesario como haya lugar en derecho a favor de Francisco Delgado y Martínez y Don Juan Miguel Peñaranda, Agentes de Negocios, avecindados en Madrid, Plaza de Bilbao número 6 y piso tercero izquierda.

Para que a nombre de los comparecientes y teniendo desde ahora por prestado su consentimiento, in solidun, esto es, para que cada uno por si, o ambos a la vez, puedan practicar, cuantas diligencias sean necesarias para cobrar en el Consejo de Redención y Enganches o cualquiera otras oficinas del Estado, lo que corresponda a su hijo Tomás Fernández Sánchez, soldado que fue del Regimiento de Castilla, primer Batallón, tercera compañía, que murió en acción de guerra contra los Carlistas , en Medina de Pomar en 30-7-1874.

Para que den recibo y cuantas explicaciones les pidan en dicho Consejo u oficinas en conformidad con sus reglamentos.

Con cuyas facultades constituyen el presente mandato o poder especial, que se obligan a sostener en todo tiempo en la forma más solemne. Así lo dicen y otorgan siendo testigos Don David Rodríguez González, farmacéutico y Don Baldomero Martín y Martín, médico, ambos titulares de este pueblo, quienes me aseguraron no tener impedimento para serlo, a los que como a los padres, enteré del derecho que tienen para leer esta escritura, que por su acuerdo leí íntegramente en voz alta y clara en cuyo contenido se ratifican y firman, que lo hacen los poderdantes porque aseguraron no saber a sus ruegos lo hacen los testigos el Don David por el Juan y el Don Baldomero por la Tomasa.

De todo lo contenido y expresado en el presente instrumento público, como del conocimiento, profesión y vecindad de los otorgantes y testigos, yo el Notario doy fe, signo y firmo enmendado = así como = vale = enmendado =setenta y dos vale =

Firmas de: Baldomero Martín (dos veces), David Rodríguez (dos veces) y Don Francisco Sáiz y Moral

La expresión guerras carlistas es empleada para referirse a las tres guerras civiles españolas del siglo XIX entre los carlistas (tradicionalistas), partidarios de Carlos María Isidro de Borbón y sus descendientes, y los liberales, partidarios en un principio de Isabel II de España y después de Amadeo I, de la Primera República Española y de Alfonso XII.

  • Diseño: © J. Sevillano