Cosa Pública

Cervato en la Guerra de Cuba

Don Joaquín Santos Valiente, casado, de 69 años de edad, labrador, vecino de Villar de Ciervo, padre de Don Pedro Santos, Subteniente de la Isla de Cuba, se ve obligado a realizar un poder notarial para reclamar al Estado las mensualidades que le debe por estar su hijo en la Guerra de Cuba. El impago, por parte del Estado, es algo frecuente y casos similares ocurren en Villar de la Yegua y Aldea del Obispo.

A continuación se presenta el Poder Especial otorgado por Don Joaquín Santos Valiente a favor de don Tomas Bajo Angoso, en 1873

En Villar de Ciervo a 13-9-1873, ante mí, Don Francisco Sáiz y Moral, notario Público del Colegio Territorial de la Audiencia de Valladolid, con residencia en referido Villar y testigos que al final expresase comparece.

Don Joaquín Santos Valiente, casado, de 69 años de edad, labrador, vecino de Villar de Ciervo, partido de Ciudad Rodrigo, provincia de Salamanca, que vive en la calle de Oriente numero 6, de cuyo conocimiento, profesión y vecindad me constan, según también lo prueba la cedula de vecindad que me exhibió, expedida en él a 14-10-1872, y asegurándome las circunstancias expresadas y apareciendo hallarse con la capacidad legal necesaria para otorgar la presente escritura de poder especial o mandato, libre y espontáneamente dice.

Que confiere todo su poder, tan amplio y necesario como haya lugar en derecho, a Don Tomás Bajo Angoso, presbítero, de 41 años de edad, natural de este lugar y avecindado en Madrid, calle del Prado número 6, principal.

Para que a nombre del compareciente y teniendo desde ahora por prestado su consentimiento, pueda extraer o cobrar de la Caja General de Ultramar la cantidad de 150 pesetas o sean 600 reales correspondientes a 5 mensualidades devengadas que principiaron desde el mes de marzo inclusive de este presente año, que ha dejado de percibir en cada uno de los meses citados, 30 pesetas; que suman la cantidad predicha por su hijo, Don Pedro Santos, como Subteniente de la Isla de Cuba, perteneciente al regimiento de Infantería de Nápoles número 4, segundo batallón y 2ª compañía.

Para que de recibo y cuantas explicaciones le pidan en dicha caja en conformidad con sus reglamentos.

Con cuyas facultades constituye el presente mandato o poder especial que se obliga a sostener en todo tiempo en la forma más solemne. Así lo dice y otorga, siendo testigos instrumentales Don Juan Estévez y Don Antonio Ballestero, de esta vecindad quienes me manifiestan no tener impedimento para serlo, a los que como al otorgante enteré del derecho que la ley les concede para leer por si este documento, procedí por su acuerdo a la lectura integra, en voz clara y perceptible y no firma el otorgante por expresar no poder aunque … y a su ruego lo hace uno de los testigos, en cuyo contenido se ratifica. De todo lo contenido y expresado en este instrumento público, yo el Notario di fe, signo y firmo.

Como testigo y a ruego de Joaquín Santos firma Juan Estévez

Firman también: Antonio Ballestero y Francisco Sáiz y Moral

El término Guerra de Cuba hace referencia al conflicto bélico que mantuvo España con los independentistas cubanos a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y que terminó con la independencia de la isla. Se dividió en varias fases, cada una de las cuales constituyó una guerra con distinto nombre:

Desconozco si Pedro Santos murió o no en dicha guerra. No obstante, teniendo en cuenta el gran número de fallecidos por enfermedades (principalmente fiebre amarilla), y en menor medida por heridas de guerra, lo mas probable es que si falleciese en dicha guerra. Wikipedia habla de 60.000 muertos (50.000 por enfermedades y 10.000 en combate) y 13.000 heridos o enfermos.

  • Diseño: © J. Sevillano