Cosa Pública

Tumbas Antropomórficas de Villar de Ciervo

Recreación de la batalla de Fuents de Oñoro (Guerra de la Independencia) Recreación de la batalla de Fuents de Oñoro (Guerra de la Independencia)

Como dice Yeyo, las tumbas antropomórficas de los Álamos Blancos de Villar de Ciervo, son unas sepulturas excavadas en la roca granítica, en el paraje conocido por los Álamos Blancos. Son cuatro, a la sombra de unas encinas, alineadas de dos en dos de oriente a occidente, con la peculiaridad de que dos de las cuatro tumbas permiten enterramientos en ambos sentidos (tienen labradas en ambos extemos la forma de la cabeza y de los hombros). La de mayor tamaño cuenta con un marco tallado que podría hacer las funciones de desagüe. Su edad se desconoce pues no han sido aún catalogadas. Su estado de conservación es muy bueno y tienen un fácil acceso desde el camino.

La opinión más generalizada, entre los expertos, es que este tipo de tumbas (muy extendidas por España) se deben a pequeñas comunidades cristianas de la zona entre los siglos IV y VII.

¿Donde están?

Las tumbas se encuentran a 2,5 km del casco urbano de Villar de Ciervo. La distancia desde el cruce con el camino a la puente Quebrada es de unos 600 metros.
No hay ninguna señalización, pero el ensanchamiento del camino, un suelo de grandes lanchones de granito, así como la existencia de una portera a la izquierda, nos sirven de referencia para divisar, más allá de la portera, dentro del cercado y a unos cuarenta metros del camino, un grupo de encinas a cuya sombra se cobija un singular mausoleo formado por las cuatro tumbas.

  • Diseño: © J. Sevillano